From our Pastor – Departe de nuestro Párroco

Easter Joy Good People of Holy Cross!

Jesus asks: “Why are you troubled?” Why am I troubled? Are you kidding me? I‘m worried about lots of things. I’m worried about our young people, I’m worried about the people’s health care, immigration fears, refugees . I’m worried about the health of our planet, I’m worried about the possibility of more war and about all the injustice and oppression and poverty and suffering in our world. I’m worried about how I’m doing as your Pastor. I’m worried that I can’t get over worrying. It takes a worried man to sing a worried song. But aren’t we all worried? If we could look into each other’s brains right now, wouldn’t we find more worry than joy? Lots of worry. Nothing but worry. Jesus rises from the dead and asks, why? Why are you troubled? Why do questions arise in your hearts? Peace be with you.

It’s not that we don’t have to deal with our problems. They’re real and important. It’s not that we just have to have a positive attitude and everything will get magically better. No. Life doesn’t work that way. It’s just that there’s something more important, deeper than life, deeper than death, and that someone, is a cause for joy. When the disciples see their Risen Lord, when they can really feel and touch Jesus in that fearful room, their worry turns to “incredulous joy.”

We bid farewell to the tomb and everything that binds, and climb toward the light. We can’t go around without hope, without an attitude of joy, for the stone has really been rolled away! Jesus is risen!!! On behalf of Fathers Gary, Abelardo and Reto, and the entire staff of HC we wish you a Happy Easter! Stop worrying and be joyfilled.

Fr. Jude Michael

————————————————————————————————-

Alegría de Pascua! Gente Buena de Holy Cross!

Jesús pregunta: “¿Por qué estás preocupado?” ¿Por qué estoy preocupado? ¿Bromean? Estoy preocupado por muchas cosas. Estoy preocupado por nuestros jóvenes, estoy preocupado por la atención de la salud de la gente, los temores de inmigración, los refugiados. Estoy preocupado por la salud de nuestro planeta, estoy preocupado por la posibilidad de más guerra y sobre toda la injusticia, la opresión, la pobreza y el sufrimiento en nuestro mundo. Estoy preocupado por lo que hago como su Pastor. Me preocupa que no pueda preocuparme más. Se necesita un hombre preocupado para cantar una canción preocupada. Pero, ¿no estamos todos preocupados? Si pudiéramos mirar el cerebro de cada uno en este momento ¿Encontraríamos más preocupación que alegría? Mucha preocupación. Nada más que preocuparse. Jesús se levanta de entre los muertos y pregunta, ¿por qué? ¿Por qué están preocupados? ¿Por qué surgen preguntas en sus corazones? La paz sea con ustedes. No es que no tengamos que lidiar con nuestros problemas. Son reales e importantes.

No es que sólo tengamos que tener una actitud positiva y todo se pondrá mágicamente mejor. No. La vida no funciona de esa manera. Es sólo que hay algo más importante, más profundo que la vida, más profundo que la muerte, y que alguien, es una causa de alegría. Cuando los discípulos ven a su Señor Resucitado, cuando realmente pueden sentir y tocar a Jesús en esa habitación temerosa, su preocupación se convierte en “alegría incrédula”.

Nos despedimos de la tumba y todo lo que ata, y subimos hacia la luz. No podemos andar sin esperanza, sin una actitud de alegría, porque la piedra ha sido realmente removida! ¡Jesús ha resucitado! En nombre de los padres Gary, Abelardo y Reto, y todo el personal de HC les deseamos una Feliz Pascua! Deja de preocuparte y llénate de alegría!

Padre Jude Michael