Dispensa de misa dominical se extiende hasta el 28 de septiembre

El Arzobispo Gregory J. Hartmayer, OFM Conv., anunció el 25 de agosto que la suspensión de la obligación de asistir a la misa dominical en la Arquidiócesis de Atlanta ha sido extendida hasta el lunes, 28 de septiembre. La suspensión se revisará nuevamente a finales de ese mes.

El arzobispo anima a aquellos que están sanos y no están agobiados por el temor de estar expuesto al virus a comenzar a regresar a la misa y recibir la gracia de los sacramentos de la reconciliación y la Eucaristía.

“Ver la celebración de la misa en la computadora o en la televisión no puede sustituir la recepción de los sacramentos”, dijo el arzobispo Hartmayer. “Si están enfermos o en una categoría en alto riesgo de contraer o contagiar a otros, las personas enfermas deben permanecer siempre en casa. Esta pandemia no debe volvernos perezosos con respecto a nuestra vida espiritual. Nuestros hijos han regresado a la escuela y muchas personas han vuelto a trabajar fuera de casa. Aún debemos ser extremadamente cautelosos y practicar el protocolo adecuado. Sospecho que muchos más de nosotros podemos regresar a la misa dominical o entre semana de los que estamos asistiendo actualmente. Agradezco a todos nuestros sacerdotes y fieles laicos por hacer que sea posible y seguro asistir de nuevo a la misa y aprecio la paciencia de nuestro pueblo durante este tiempo sin precedentes. Por favor, continúen manteniéndose a salvo”.