Dispensa de misa dominical se extiende hasta nuevo aviso.

El Arzobispo Gregory J. Hartmayer, OFM Conv., anunció que la suspensión de la obligación de asistir a la misa dominical en la Arquidiócesis de Atlanta ha sido extendida hasta hasta nuevo aviso.

El arzobispo anima a aquellos que están sanos y no están agobiados por el temor de estar expuesto al virus a comenzar a regresar a la misa y recibir la gracia de los sacramentos de la reconciliación y la Eucaristía.